Inversión, Inmigración y Generación de Empleos:
Revitalización del Programa de Visado  EB-5 para Inmigrantes Inversionistas


 
La recesión económica que empezó en el 2007 ha sacudido la economía de los Estados Unidos de América y ha causado que los índices de desempleo nacional se mantengan sobre el 9 por ciento durante el 2009. En estos tiempos difíciles, los gobiernos locales y estatales, los inversionistas privados y los inversionistas extranjeros han aceptado el Programa Federal, que ofrece un camino hacia la residencia permanente en los Estados Unidos a cambio de una inversión cuantiosa en efectivo que genere empleos localmente.

En este artículo examinamos este Programa de Inmigración-conocido como Programa de Visado EB-5 para Inmigrantes Inversionistas- y su nuevo atractivo para inversionistas extranjeros y promotores locales.


El Programa de Visado EB-5 para Inmigrantes Inversionistas

Creado en 1990,  el programa de visado EB-5 para inmigrantes inversionistas fue lanzado para atraer inversionistas extranjeros a los EEUU y así general empleos de manera local. La administración del programa fue entregada al antiguo Immigration and Naturalization Service (INS), que ahora es el U.S. Citizenship & Immigration Services (USCIS).

Bajo el programa EB-5, los inversionistas extranjeros pueden emprender el camino hacia su residencia legal al invertir 1.000.000 de dólares americanos en un negocio que ellos administren directamente y que genere por los menos 10 puestos permanentes de empleo para trabajadores locales. Los inversionistas inicialmente recibirían una residencia condicional por un período de 2 años. Dentro de ese período de 2 años, los inversionistas deben presentar una segunda aplicación al USCIS para confirmar que la inversión se ha mantenido y que 10 empleos fueron generados. Si la petición tiene éxito en esta etapa los inversionistas recibirían una residencia permanente sin condiciones.

En 1993, el gobierno federal creó el “Designated Regional Center Pilot Program”  (Centro Regional Designado para el Programa Piloto)- como parte del programa de visado EB-5. La iniciativa del Centro Regional fue tratar de atraer inversionistas extranjeros a zonas rurales y áreas con un índice alto de desempleo, a cambio de una serie de beneficios. Un Centro Regional es cualquier unidad económica (pública o privada) que promueve el crecimiento económico y genera empleos dentro de un área geográfica definida. Primero, el USCIS pre-autoriza los Centros Regionales aptos para apoyar a los inversionistas extranjeros en sus peticiones migratorias. Segundo, Centros Regionales establecidos en áreas rurales o con un alto índice de desempleo (por lo menos con un índice del triple del promedio de desempleo nacional) pueden reducir los requisitos de inversión para inmigrantes inversionistas a 500.000 dólares americanos. Finalmente, los Centros Regionales deben probar que se han generado 10 nuevos empleos a tiempo completo, ya sea por contratación directa o presentando pruebas de contratación indirecta en la comunidad por medio de Estudios estadísticos de generación de empleos.

Diez mil visados de residente permanente han sido apartados anualmente para el programa EB-5, lo cual representa una inversión potencial de más de 10 billones de dólares que entrarían a los Estados Unidos. Tres mil de esos visados de inmigrante han sido apartados para peticiones presentadas por medio de un Centro Regional, que representan 1,5 billones de dólares americanos en inversiones extranjeras por año.

A pesar del optimismo del gobierno federal, el programa EB-5 ha sido subutilizado. Aunque se ha invertido más de 1 billón de dólares americanos desde el inicio del programa, menos de 1000 visados de inmigrante inversionista fueron presentados en el 2007, lo cual está muy por debajo del potencial del programa.

El problema más grande es la incertidumbre relacionada con la mecánica del programa. Durante muchos años los reguladores federales del INS (después USCIS) intentaron resolver las preguntas clave, por ejemplo: ¿cómo analizar la procedencia de los fondos?, ¿cómo evaluar qué fondos fueron en realidad invertidos?, ¿cómo establecer qué es una administración activa por parte del inversionista en un Centro Regional?, y ¿cómo comprobar cuántos empleos reales fueron generados en los Estados Unidos? Esta incertidumbre produjo desgano entre los promotores y los inversionistas extranjeros, lo cual llevó a largos retrasos por parte del gobierno en la adjudicación de casos. Tomó una serie de decisiones legales en la década de los noventa para traer cierta estabilidad legal a los visados EB-5. Estas sentencias legales, así como el esfuerzo del congreso para perfeccionar el texto de la ley de los visados EB-5, que ofrece una guía para abogados y promotores para cimentar proyectos que puedan satisfacer a los reguladores federales de inmigración.

Otro factor adicional específico al programa de Centros Regionales es que éste está solamente autorizado por un periodo de 5 años. El programa ha sido ampliado regularmente por el congreso, pero la incertidumbre sobre la longevidad del programa ha causado que gobiernos, promotores e inversionistas extranjeros sean más cautelosos con respecto a invertir o promover Centros Regionales.

 
La nueva Ola de Inversión Inmigrante EB-5

Un avance rápido hacia el presente: hace cinco años sólo existían cinco Centros Regionales. Actualmente hay más de 59 Centros Regionales aprobados por el USCIS. Está programada la apertura de más Centros Regionales y docenas de peticiones están pendientes de aprobación. Los inversionistas extranjeros están muy interesados en obtener información sobre el uso potencial del visado EB-5 para Inmigrantes Inversionistas como una ruta rápida para obtener la residencia permanente en los EEUU.

¿Qué ha sucedido entre finales de la década de los noventa y el día de hoy? Hay varios factores que explican este cambio.

Un factor ha sido el éxito de algunos Centros Regionales EB-5 de segunda generación que han logrado obtener visados de residente para inmigrantes inversionistas. Lanzados hace un par de años estos Centros Regionales tiene un récord de éxito en el proceso de visado de inmigrantes que merece consideración y análisis, ya que indica una solución factible de inmigración para inversionistas extranjeros sofisticados. La mayoría de inmigrantes que han solicitado la residencia permanente hasta ahora lo han hecho por medio de Centros Regionales. Se ha comprobado que el índice de éxito de estos casos es más alto que el de las solicitudes presentadas por inversionistas individualmente. Estos Centros Regionales han hecho que gobiernos y promotores revisen el programa EB-5, sobre todo como una herramienta para atraer  inversionistas extranjeros en una época en la que la generación de empleo es esencial para la revitalización de la economía de los EEUU.

Otro factor es la acumulación de capital en las manos de inversionistas extranjeros. Ya sea debido al crecimiento global de los precios de la propiedad, o la acumulación por medio del crecimiento económico en países tales como India o China, es una realidad que los inversionistas extranjeros tienen más liquidez que antes. Un factor relacionado es que los límites de inversión de 1,000.000$ o 500.000$ establecidos por las leyes migratorias de los EEUU se han mantenido estables.

Finalmente, un factor que es menos obvio, es el desarrollo de largas listas de espera para familiares, trabajadores especializados, profesionales y empresarios para obtener las tarjetas de residente de los EEUU. Por ejemplo, los tiempos de espera para una petición familiar de países como China puede ser más de 6 años. Profesionales de India se enfrentan a retrasos de 5 a 8 años antes de que puedan obtener una tarjeta verde. Aunque los profesionales pueden frecuentemente  obtener visados temporales de trabajo en los EEUU que les proporcionen la ventaja de vivir en los EEUU durante el tiempo de espera, la incertidumbre de esta espera es, a veces, desalentadora e incita a buscar opciones más rápidas. Sin embargo, el programa de visado EB-5 no tiene listas de espera para ningún país.

No todo es perfecto, la gran cantidad y diversidad de nuevos Centros Regionales causan al inversionista extranjero una sobrecarga de información referente a la posibilidad de inversión. El Programa EB-5 de Centros Regionales todavía no es un programa permanente. Desde septiembre del 2008, el programa de Centros Regionales se ha alargado por periodos de 6 meses. Actualmente la fecha de expiración es el 30 de septiembre de 2009, aunque existe legislación en el Congreso que podría hacerlo permanente y se espera que esta medida sea aprobada. Finalmente, las notificaciones reglamentarias del USCIS han estado pendientes durante varios años, causando que la comunidad de inmigrantes inversionistas continúe tratando de obtener mayor previsibilidad y eficiencia del programa.

 
Conclusión

El programa EB-5 de Inmigrantes Inversionistas está experimentando una revitalización por su reciente récord de inversiones en los EEUU y porque ofrece beneficios migratorios muy buscados por inversionistas extranjeros. Ahora que el programa de Centros Regionales está llegando a su madurez, parece que alcanzará en los próximos años la inversión y generación de empleos que el gobierno federal se imaginó originalmente. Una acción importante por parte del gobierno federal para apoyar este programa sería hacer el programa de Centros Regionales una parte permanente de las leyes migratorias de los EEUU. Este paso tiene mucho sentido: le daría estabilidad a gobiernos y promotores que están invirtiendo en el desarrollo de proyectos en Centros Regionales para atraer inversionistas extranjeros a sus comunidades,  y también ayudaría a apoyar a inversionistas extranjeros que estén dispuestos a invertir en los EEUU por la oportunidad de vivir el Sueño Americano.Type your paragraph here.


THIS INFORMATION HAS BEEN PROVIDED BY FOSTER LLP
Www.fosterglobal.com
600 Travis Street 20th Floor Houston, TX 77002